martes, 26 de octubre de 2010

CAPERUCITA ROJA

 Me recreo pintando mis labios,vistiéndolos del color que me mueve para tentar,dulce tentación basada en el color,barra de labios echa arma de mujer que con discreción esconde en el bolso para ser utilizada.

Aunque será mejor no ser una tentación y tapar mi boca con un fino velo que deje adivinar la hermosura de mis labios para que me lo quieras arrancar hasta llegar a mi.



O serán mis ojos los que te miren y no podrás apartar mis ojos de su reflejo porque te verás a ti mismo,siendo mi deseo.

O quizás no debo mirarte y timidamente obsevarte  a través del cristal que me separa de la noche, del día, del frío,de ti.

Entonces cogeré una rosa y la besaré como si sus pétalos fueran tu boca, su fragancia tu perfume y sus espinas la ausencia de palabras


, la acariciaré y me dormiré con ella pegada a mi piel para que su perfume me envuelva se mezcle con mi cuerpo,mis sentidos y mis suspiros.


No fue una noche cualquiera en la que caperucita le
dijo al lobo ¿como sigue el cuento?





8 comentarios:

  1. Pues no, no es una noche cualquiera ni un momento cualquiera...
    Y esa pregunta... yo más de una vez la he hecho.
    Besines

    ResponderEliminar
  2. Pues que cada lo continue como quiera, con miradas, con velos, con insinuaciones y sobre todo pasión y amor.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  3. precioso blog ya sigo tu blog feliz semana te espero en Espiga del alma...un abrazo
    Marina

    ResponderEliminar
  4. No me pega mucho ese final!!!!!!Quizás un poco irónico para mi gusto!!!! Pero como siempre un placer leer tu poesía!!!!Un besiño Mel

    ResponderEliminar
  5. muy sensual y divertido texto. me gusta.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  6. holaaa
    vi que sigues mi blogg
    publique un nuevo capitulo
    pasa para que lo leas y comentes
    http://seunikooangie.blogspot.com/
    http://seunikooangie.blogspot.com/
    http://seunikooangie.blogspot.com/

    saludos :)
    muy lindo tu blogg

    ResponderEliminar
  7. ¡Gracias Mel! Tu comentario ha sido para mí una alegría y un regalo! Como tu poema... La verdad es que los montas de una manera excelente... ¡Ojala yo pudiera ponerme tan sexu como tú y levantar ampollas en hombre que me viera! Pero se me pasó el arroz y lo que levanto es a hombres para cederme el asiento en el metro o en el bus ¡jajajajaja!

    Un beso y la flor de la amistad!!!

    ResponderEliminar